<style amp-boilerplate>body{-webkit-animation:none;-moz-animation:none;-ms-animation:none;animation:none}</style>

algunos productores

  • Pablo Schlack Hauser
  • Fundo El Cobre
  • Chahuilco, Río Negro
  • El padre de don Pablo era el jefe del hospital de Chuquicamata y en 1930 adquiere un campo que nombró fundo “El Cobre”, ubicado en el sector Chahuilco que en mapudungun significa “lugar de agua en charcos”, es por esto que el cuidado del agua en los ecosistemas es muy importante para Pablo, manteniendo humedales que generan un ecosistema rico en vida silvestre donde se destacan patos silvestres, garzas y una exuberante flora nativa. Su primera entrega de leche a Nestlé la hace en 1946, utilizando siempre la mejor tecnología, guiándose por la perfección y la responsabilidad social empresarial. Esto lo lleva a ser uno de los más importantes e innovadores productores del mundo lechero y agrícola de esta época, siempre trabajando con los más altos estándares de calidad, preocupándose por el cuidado del ambiente, sus trabajadores y animales.
  • ver más
  • Irene Elfeld Von Cleff
  • Fundo Lubeca
  • Los Ángeles
  • Irene viene de una familia productora de leche, sus abuelos y bisabuelos tenían campos en Lubeck al norte de Alemania. Su padre llegó a nuestro país en el año 1927 y fue uno de los primeros agricultores y productores en entregar leche a Nestlé. Irene tiene un gran cariño por sus animales, teniendo como prioridad el bienestar de ellos, empezando por balancear su alimentación en invierno mediante la confección de silos y concentrado, y en verano mucha pradera. No solo se dedica al cuidado de los animales, sino también del ambiente que los rodea, utilizando fertilizantes naturales. “Nestlé ha sido fundamental en toda mi trayectoria de productora, ya que se ha preocupado siempre de entregarme todos los conocimientos técnicos y tecnológicos para poder desarrollar la actividad”, nos cuenta Irene.
  • ver más
  • Enrique Tapia
  • Fundo Las Mercedes de Cuel
  • Los Ángeles
  • Enrique hereda la pasión por la lechería de su abuelo, que en 1950 se ordeñaba la leche a mano y se entregaba a Nestlé. Posteriormente en el año 1970 se expropió el predio de su abuelo y la lechería se remató, su padre continuó con el negocio y trasladó todos sus bienes a Fundo Las Mercedes de Cuel, donde siguen en la actualidad. “Empecé a entregar leche junto con mi padre, después de comprar 40 vacas en un remate con apoyo financiero de Nestlé y producimos leche preocupándonos de que las vacas estén en buen estado, de su buena alimentación, conseguir un buen pelaje, preocupado del confort de ellas, por ejemplo, en primavera y verano, las vacas están en un lugar con sombreadores.” dice Enrique. Para Enrique el apoyo que le ha dado Nestlé ha sido fundamental en la evolución de su empresa. Nos cuenta que, gracias a las asesorías técnicas, el apoyo financiero de Nestlé y obtención de certificación de predio libre, su negocio ha llegado a tener el éxito que hoy en día tiene.
  • ver más