Salud

< Volver

Estimulación acuática para los niños


Si decidiste llevar a tu hijo a un club acuático para que aprenda a nadar y a moverse por el agua, debes fijarte y tener precaución en: 
 -El lugar debe tener profesionales cualificados.
-La piscina donde tu hijo se ejercitará debe ser uso exclusivo para bebés. Sin cloro y con temperaturas entre los 32° y 34°. 
 -Debe ser un lugar accesible con vestuario y zonas adaptadas para andar en coche y otros. 

 Debes tener en claro que cada bebé tiene su ritmo y su tiempo de aprendizaje. No todos reaccionan igual al mismo estímulo. Por lo tanto, al enseñarle y estimularlo respeta sus tiempos. 

Asimismo, entre los beneficios que tu hijo adquirirá con la estimulación acuática temprana se encuentra el desarrollo de la musculatura, la exploración de conocimientos, se refuerza la capacidad respiratoria, mejora el vínculo con el padre o la madre fortaleciendo la confianza y el afecto. Además, mejora el apetito, la relajación y acelera el desarrollo intelectual.
 Entre las actividades que comúnmente se realizan es estos cursos, está:
 -El Barco: Es una de las primeras formas de sujetar al bebe entre los brazos. Ayuda al equilibrio y mejora la confianza.
 -Juegos en los tapices, ayudan a ganar confianza ya que se asimila a los juegos que hacemos en el suelo.
 -Flotación dorsal. Es un ejercicio que se recomienda al final de las sesiones a la hora de la relajación, ya que introducirlo antes puede provocar incomodidad al bebe y su enfado. 


Estimulación acuática para los niños
  • Actualmente 1 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!